Blog UPCIpedia

10/06/2011

LA ELECCION DEL PAIS SUSTITUTO EN LOS PROCEDIMIENTOS ANTIDUMPING, EN BUSQUEDA DE UNA SOLUCION

Filed under: Uncategorized — miguelizarraras @ 11:56

Por Miguel Angel Velázquez Elizarrarás

El propósito de estas notas es analizar los problemas más relevantes que enfrentan los usuarios del sistema antidumping, con relación a importaciones de mercancías originarias de un país de economía centralmente planificada o de economía dirigida, y proponer una solución jurídico-administrativa concreta.

Desde la fundación del sistema (1986) hasta la presente administración (A partir de 2007) la elección de país sustituto realmente no era un problema en los procedimientos ordinarios ni especiales en materia de prácticas desleales de comercio internacional en su modalidad de dumping. La autoridad investigadora solo aplicaba los artículos 33 de la Ley de Comercio Exterior y 48 de su Reglamento en los procedimientos y en las resoluciones que imponían cuotas compensatorias que no generaban problemas significativos que trascendieran al foro judicial o multilateral.

El tema comienza a cobrar relevancia desde el momento en que los importadores, primero, y los exportadores, después, cuestionan el país propuesto por los productores solicitantes y presentan su propia opción de país sustituto. Desde luego, los productores proponían un país sustituto cuyo valor normal al compararlo con el precio de exportación arrojaba márgenes de dumping, mientras que la propuesta de los importadores y exportadores se encaminaba a no obtener márgenes de discriminación.

Seguramente este comportamiento, que para muchos profesionales del derecho puede considerarse una conducta normal, para la autoridad investigadora (Secretaría de Economía) fue motivo de una seria preocupación, pero sin tener una respuesta satisfactoria y adecuada para los usuarios del sistema. Algunos califican a la solución que ha dado la autoridad como frívola y reactiva.

Primero, la autoridad decidió incorporar los criterios para la elección del país sustituto en oficios dirigidos a las partes interesadas que participaban en los procedimientos de investigación y después, en los formularios oficiales de investigación ordinaria, de exámenes de vigencia de cuotas compensatorias y de revisión de márgenes de dumping.

En este marco, el primer problema que se puede observar es de carácter formal: los formularios oficiales de la Secretaría de Economía no tienen ninguna validez dentro de la estructura jurídico-administrativa y, por ende, son instrumentos autoaplicativos que engendran inseguridad jurídica para los usuarios del sistema al regular o establecer los criterios para la elección del país sustituto.

Los formularios, en efecto, son una guía para los productores nacionales, los importadores y los exportadores involucrados en los procedimientos, de los que se vale la autoridad para que éstos organicen, sistematicen e integren la información y los datos en la forma y términos como lo desea la autoridad que investiga. Pero, no son más que eso. Los formularios son un apoyo administrativo, pero de ninguna manera pueden ser considerados ordenamientos regulatorios. Una empresa, incluso, puede prescindir de los formularios oficiales y optar por una forma libre para presentar su información, argumentos y pruebas, siempre y cuando cumpla con los requisitos que los ordenamientos legales prevén. Un problema adicional, es que los formularios oficiales de investigación que, conforme al Reglamento de la Ley de Comercio Exterior deben ser expedidos por la Secretaría de Economía, no están previstos en los manuales de organización y de procedimientos de la Secretaría de Economía.

De esta guisa, el problema impone la necesidad de suprimir de los formularios oficiales de investigación todo atisbo regulatorio, como los criterios para la elección del país sustituto, e incorporarlos a un esquema reguatorio aproppiado que brinde seguridad jurídica a los usuarios del sistema. Es jurídicamente deseable que los criterios se prevean en el Reglamento de la Ley de Comercio Exterior o en las reglas y criterios generales que en la materia expide la Secretaría de Economía. Dicho sea de paso, conforme a la Ley de comercio Exterior la Secretaría de Economía tiene atribuciones para emitir las reglas y criterios en las materias de su competencia para el cumplimiento de las leyes, acuerdos o tratados comerciales internacionales, decretos, reglamentos, acuerdos y demás ordenamientos aplicables. Si tuviéramos que elegir entre el Reglamento de la Ley de Comercio Exterior y las reglas y criterios generales, me inclinaría por éstas como instrumento regulatorio de los criterios para la elección del país sustituto.

El segundo problema, es de carácter sustantivo. Consiste en que los criterios para la elección del país sustituto no obedecen a una técnica apropiada. Los criterios que actualmente se regulan en los formularios de investigación son los que a continuación se exponen en el orden en que aparecen en los formularios:

(1)  razones que fundamentan la elección del país sustituto;

(2)  el país sustituto debe ser productor y exportador de la mercancía;

(3)  el país sustituto debe tener nivel de desarrollo económico “comparable” al del país de exportación;

(4)  en el país sustituto debe haber similitud del proceso de producción del bien respectivo;

(5)  debe contarse con datos relativos al volumen de producción o porcentaje de exportación de la mercancía de que se trate, con respecto a la producción mundial: estadísticas de los  principales países productores, exportadores y consumidores de la mercancía que se investiga;

(6)  en el país sustituto debe haber disponibilidad de los principales insumos para la fabricación de la mercancía, lo mismo en el país que se pretende sea sustituido;

(7)  en el país sustituto el sector del producto debe prevalecer condiciones de mercado; la parte interesada debe demostrar que la participación del gobierno del país o países propuestos no interfiere en la fijación de los precios del producto por medio del otorgamiento de subsidios, controles de precios y  participación de la propiedad estatal en las empresas productoras de la mercancía investigada;

(8)  se considera como criterio deseable que el país sustituto no debe ser investigado por miembros de la OMC en materia de dumping o subvenciones o tenga medidas antidumping o compensatorias vigentes, con relación al producto;

(9)  cualquier otro elemento que considere relevante; para lo cual deberá exponerse las razones y las “pruebas documentales” en las que se basa para incluirlo.

Se agrega en el formulario dos aspectos:

Para la propuesta del país sustituto se deberá considerar la disponibilidad, calidad y contemporaneidad de la información y que la  mercancía utilizada para determinar el valor normal debe ser “originaria” del país sustituto.

Como se puede observar, la exposición de los criterios vigentes no guardan un sistema y se aprecia un desorden que confunde a los usuarios del sistema.

A mi entender, se deben revisar los criterios desde su concepción estructural. Es decir, si nos atenemos a lo dispuesto por el artículo 48 del Reglamento de la Ley de Comercio Exterior, se deberán considerar criterios económicos “tales como, el costo de los factores que se utilizan intensivamente en la producción del bien sujeto a investigación.”

El precepto dispone que puede haber otros criterios para la elección del país sustituto tales o parecidos al costo de los factores, esto es, criterios económicos que correspondan al sector en que opera la rama de producción nacional que reside en el país sustituto y eventualmente a criterios económicos a nivel macro si estos inciden de manera directa en el sector de que se trate.

El problema es delicado y la solución nada fácil. Sin embargo, solo el trabajo conjunto entre autoridad y particulares se pueden definir los criterios básicos y los criterios eventuales, siendo los primeros de orden sectorial o microeconómico y los segundos de carácter macroeconómico.

Es muy probable que aún definidos los criterios de elección del país sustituto el particular tenga ante él varios países a elegir y que al final se decida por uno de ellos, mientras que su contraparte puede y tiene el derecho de elegir otro diferente e incluso la autoridad investigadora podría inclinar sus preferencias por un tercer país; todo ello en el mismo procedimiento. Esta cuestión podría ser resuelta con reglas complementarias y explicativas y con la integración de listas de países elegibles.

Con estas ideas, podemos avanzar en la solución de uno de los problemas de mayor inseguridad jurídica para los particulares.

Anuncios

2 comentarios »

  1. Necesito casos para resolver sobre las normas legales y los procedimientos adunales

    Comentario por Edar Gadiel Villarreal Rocha — 04/08/2011 @ 19:37

    • El tema ha cambiado a lo largo de la evolución del sistema de defensa contra prácticas desleales de comercio internacional. Te recomiendo ver en la página de la Unidad de Prácticas Comerciales Internacionales, la lista de temas, uno de ellos es el de Resoluciones. Ingresa y ahí podrás ver todos los casos. Pero como la identificación está por producto y no por país, ve los siguientes, entre otros: placa en rollo, lámina rolada en caliente, lámina rolada en frío, placa en rollo, placa de acero en hoja, brochas, clavos, tuercas, electrodos.

      Si te puedo ayudar en algo más, avísame.

      Saludos, Mave.

      Comentario por miguelizarraras — 04/08/2011 @ 19:55


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: